martes, 7 de marzo de 2017

postheadericon ¿ Cuál es la colmena perfecta para las abejas y la apicultura ?


Es evidente que el diseño de las colmenas que utilizamos para manejar nuestras abejas dista mucho de lo que ellas mismas eligirían para vivir en la naturaleza. Sin embargo, y para mi desconcierto, a veces, los enjambres eligen para alojarse sitios imposibles e inverosímiles que no son ni mucho menos el lugar ideal para ellas, al menos desde el punto de vista termodinámico. También capturamos enjambres que entran en nuestras colmenas y que usamos y preparamos como trampas-cebo y nadie las obliga a ello. Pero esto forma parte de la magia y el encanto de las abejas.

No obstante, es obvio que el ser humano, como apicultor, diseñó la colmena para su comodidad y con el propósito de manejar con facilidad a las abejas, sin tener en cuenta cuáles eran las condiciones ideales, desde el punto de vista biológico, para estos insectos.

Y la base de la Apicultura BIO, al menos como yo la entiendo, es la de buscar el bienestar de las abejas y aportarles unas condiciones de vida lo más parecida posible a la que tendrían en la naturaleza como abejas silvestres, sin intervención humana. Esto, creo firmemente, se traducirá en una mejor salud y por extensión, si las condiciones ambientales acompañan, una mayor producción.

Un elemento importante de esas condiciones de vida lo constituye el habitáculo (la colmena) en el que vive el enjambre. Las condiciones termodinámicas de este espacio y cómo influyen estas en la termoregulación de la colonia juegan un papel de primer orden en el bienestar de las abejas.

La foto que abre el post (que no es mía y desconozco el autor, pido perdón por no citarlo) está tomada con una cámara de imagen térmica: en azul, zonas de baja temperatura, en rojo-naranja, zonas "calientes". Vemos como la temperatura ambiental es de 6.5 º C., pero el interior de la colmena "está que arde" debido al proceso termoregulador llevado a cabo por las abejas para mantener la temperatura lo más próxima posible a los 35 º C. aproximadamente. Las características constructivas de las colmenas tendrán un impacto grande en este proceso.

La búsqueda de una colmena termodinámicamente perfecta para las abejas es algo que muchos apicultores se afanan en encontrar, como el de esta foto, emulando el tronco de un árbol como lugar ideal para la ubicación de un enjambre.


Luis, la firma invitada de hoy en el blog, lleva años buscando esa colmena ideal. Bueno, mejor dicho, la encontró de casualidad investigando otra cosa, y desde entonces esa ha sido la dirección de su trabajo, diseñar y perfeccionar la colmena ideal para las abejas y por lo tanto para la producción del apicultor. Por casualidad descubrió ( o mejor dicho, rompió), lo que él ha dado en llamar la "barrera térmica de la colmena". Sí, por casualidad, como gran parte de los grandes descubrimientos...pero había que estar ahí, trabajando e investigando. Así son, en gran medida, los premios Nobel; no suelen recaer en los mejores investigadores, sino en quienes tuvieron la suerte de encontrar cosas, a veces "fortuitamente", que supusieron "revoluciones" científicas...pero había que estar ahí, en el momento y lugar oportuno, pero trabajando e investigando.

Te dejo, a continuación, con Luis y su artículo, un tanto extenso, y que si quieres leer tranquilamente puedes descargar en pdf pinchando aquí.

Puedes leer otros artículos de Luis sobre este tema también en este blog siguiendo este enlace.

Inhibición y destrucción prematura de la barrera térmica en la colmena. Polinización de frutales de floración temprana


Luis Domínguez De La Concha
Apicultor e Ingeniero Industrial

Escribo este artículo a propósito del comentario que el 19 de noviembre puse en este blog, “Desde la piquera”, creado por David Quesada con quien me une una buena amistad.
Hice públicas algunas puntualizaciones a la presentación del artículo publicado por Vida Apícola en febrero del 2009 sobre la “Barrera térmica en el interior de la colmena” y que tuve la suerte de descubrir años antes. Concretamente, del 5 al 12 de diciembre del 2005.

Han pasado once años desde dicho descubrimiento. Desde entonces, sólo utilizo colmenas donde se forma la barrera térmica pero se destruye prematuramente, por lo que no representa ningún obstáculo a la actividad pecoreadora de las abejas
.
En primer lugar incluimos parte del comentario al que se ha hecho referencia:

Se encuentra en este blog el artículo que, en febrero del 2009 publiqué con el título de "La Barrera térmica en el interior de la colmena”. Su entrada de presentación, realizada por la propia publicación, indicaba que continuaba trabajando para la mejora de la colmena donde se eliminaba el bloqueo de la actividad exterior de las abejas.
Quiero aprovechar que en este blog aparece recogido dicho artículo para puntualizar que el sistema ya llevaba funcionando correctamente desde diciembre del 2005. Es decir, más de 3 años antes.

Estas colmenas, en este caso particular diseñadas a partir de una Langstroth, hacen que durante las invernadas, a unos 20 km de Guadalajara, las colonias no cesen de criar en ningún momento como ocurría con las convencionales. En éstas, la actividad cesa, en días soleados y fríos, cuando la temperatura ambiente es inferior a 6ºC.

He de puntualizar que en la presentación del artículo se dice que continuaba mis investigaciones. Realmente se refería a pequeños complementos constructivos sin aportación significativa al desarrollo.

Con la técnica incorporada en estas colmenas, las colonias situadas en el mismo apiario, han pasado a triplicar su producción.

La semana del 5 al 12 de diciembre cumple 11 años de existencia pero en clandestinidad.

Luis Domínguez


Para leer el artúculo completo descárgalo pinchando aquí


publicado por desdelapiquera.com

3 comentarios:

Emilio Garcia dijo...

Buenas.
Una duda que me surge con la barrera térmica:
La parte positiva, o una de ellas, es la de que las abejas pueden pecorear en invierno, siempre que no llueva, mucho viento...?
Me imagino que si no hay floración en el exterior, el hecho de que la colmena pueda romper esa barrera térmica no va a influir en su salud.
Bueno, todavía no controlo mucho y era una duda que me surge.
Un saludo
Emilio

Luis Domínguez dijo...

El colmenar de ensayo, con todas las colmenas con eliminación prematura de la barrera térmica, se encuentra en la provincia de Madrid, a unos 20km de Guadalajara.
En invierno, la escasez de flores es notable pero no total. Siempre veía a las pecoreadoras entrando polen durante los meses de diciembre, enero y febrero. Ya conozco algunas.
También observo abejas pecoreando en plantas sin flor, concretamente en febrero en el cardo mariano.
Es decir, sí pecorean en invierno, pero menos. Ellas encuentran donde nosotros no. Nunca dejan de criar en mi zona.
En los artículos se señala que, en días soleados y poco viento el desvanecimiento de la barrera térmica se produce con temperatura ambiente del orden de 5ºC. Ellas pueden abandonar el racimo pero, de modo general, no pueden salir ya que 5ºC es demasiado poco. Habrán de esperar. La desaparición prematura de la barrera sólo les permite abandonar el racimo. Saldrán cuando las condiciones externas se lo permitan.
La barrera térmica no es un obstáculo meteorológico sino que radica en los diseños incorrectos de nuestras colmenas que mantienen encerradas a nuestras colonias cuando el pecoreo es factible.
No obstante, Emilio, te recomiendo que leas con detenimiento los dos artículos sobre la barrera térmica ya que estas consideraciones que he señalado están recogidas en ellos.
Para estudiarlos conviene que previamente te armes con bloc de notas y bolígrafo. Estamos hablando de un texto de unas 20 páginas que no se puede leer como un mero artículo de una revista.
Supongo que cuando, con tiempo, puedas estudiarlos detenidamente, se te ocurrirán otras preguntas y sabrás que algunas de ellas no puedo responder.
Un saludo.

Emilio Garcia dijo...

Buenas
Gracias Luis por las respuesta. Pues sí, mucha información y muchas las preguntas que surgen.
Este será el primer invierno con abejas así que intentaré ver cómo se comportan en las Warré con suelo sanitario, así como intentar medir la temperatura en el interior. Igual le adoso un termómetro en el interior para poder verlo a través de alguna de las alzas que tienen ventana de cristal. Más para darle a la cabeza.
Un saludo
Emilio

Mi foto
P.David Quesada
Extremadura, Spain
Me licencié en Veterinaria,especialidad de Zootecnia y Producción Animal, aunque siempre me interesé por animales y seres más propios de un biólogo. Me embeleso, casi medito, observando el ir y venir de las abejas por la piquera y escuchando el zumbido del colmenar.
Ver todo mi perfil

Buscar este blog

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

FACEBOOK

Entrada destacada

MIEL ECOLÓGICA, MITOS Y VERDADES

Te regalo un artículo... Descargar pdf La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) me invitó a escribir en el último núm...

Entradas más populares

TEMAS