miércoles, 30 de noviembre de 2011

postheadericon VIDEOS: APICULTURA EN EXTREMADURA


APICULTURA EN EXTREMADURA



FUENLABRADA, EL PUEBLO DE LA COLMENAS

martes, 29 de noviembre de 2011

postheadericon ÚLTIMA HORA: JORNADA "RETOS DE LA INVESTIGACIÓN APÍCOLA "

Os reenvío el mensaje recibido de José M. Flores y el programa de la reunión.


Estimados amigos.
Por fin podemos ofrecer el programa para la  jornada “Retos de la investigación en apicultura” que tendrá lugar el próximo día 3 de diciembre de 2011 en Madrid.
La jornada tendrá lugar en el hotel Silken Puerta Madrid, situado en la calle JUAN RIZI, 5, 28027 Madrid. Comenzaremos la jornada a las 10 de la mañana.
Como ya mencionamos en correos anteriores, el costo del alquiler y desayuno lo prorratearemos entre todos los que asistamos. Puede estar en torno a los 17€.
Gracias por el interés que estáis prestando todos y una vez más rogaría que difundierais esta información.
Un saludo.
J M Flores

Prof. Dr. José Manuel Flores Serrano
Departamento de Zoología
Universidad de Córdoba
Campus de Rabanales
14071 Córdoba
Spain
E.mail ba1flsej@uco.es
Tel. and fax 34 957 21 86 98
http://www.uco.es/apicultura


Retos en la investigación apícola: resultados, perspectivas de continuidad, limitaciones y propuesta de soluciones.
Fecha: Sábado 3 de diciembre de 2011
Lugar: Hotel Silken Puerta de Madrid (Madrid)
Plazas limitadas a 50 personas.
Contacto: Prof. J M Flores (
ba1flsej@uco.es). Universidad de Córdoba
Retos en la investigación apícola: resultados, perspectivas de continuidad, limitaciones y propuesta de soluciones.
Fecha: Sábado 3 de diciembre de 2011
Lugar: Hotel Silken Puerta de Madrid (Madrid)
Plazas limitadas a 50 personas.
Contacto: Prof. J M Flores (
ba1flsej@uco.es). Universidad de Córdoba
10:00 h. Inauguración de la jornada.
10:15 h. Dña. Rebeca Vázquez Poza. Directora técnica de Intermiel. (Productos de las colmenas)
10:30 h. Dña. Salud Serrano Jiménez. Departamento de Bromatología. Universidad de Córdoba. (Productos de las colmenas)
10:45 h. Dña. María Teresa Sancho Ortiz. Área de Nutrición y Bromatología. Dpto. de Biotecnología y Ciencia de los Alimentos. Universidad de Burgos. (Productos de las colmenas)
11:00 h. Dña. Patricia Combarros Fuertes. Departamento de Higiene y Tecnología de los Alimentos. Universidad de León. (Productos de las colmenas)
11:15 h. D. Félix Adanero Jorge. Universidad de León. (Productos de las colmenas)

11:30 h. Descanso y café.

12:00 h. D. David Atauri Mezquida. Universidad Europea de Madrid. (Tecnología en apicultura)
12:15 h. D. Alberto Castro Sotos. Apitecnic (Consultoría Apícola Integral). (Polinización)
12:30 h. D. Jaume Cambra Sánchez. Departamento de Biología Vegetal. Universitat de Barcelona. (Apicultura ecológica)
12:45 h. D. José Orantes Bermejo. Laboratorios Apinevada S.L. y C.R. DOP Miel de Granada (Productos de las colmenas. Sanidad apícola)
13:00 h. D. Antonio Gómez Pajuelo. Consultor apícola. (Productos de las colmenas. Sanidad apícola)
13:15 h. D. José Luís Rodríguez Basagoiti. Presidente Asociación de Apicultores BAMEPE (Vizcaya). (Sanidad apícola. Selección)
13:30 h. D. José Manuel Flores Serrano. Departamento de Zoología. Universidad de Córdoba. (Sanidad apícola)
13:45 h. D. Francisco Padilla Álvarez. Departamento de Zoología. Universidad de Córdoba. (Asociación para el Fomento de los Congresos Apícolas)

14:00 h. Discusión para la elaboración de un documento de propuestas y clausura.
Inscripción: Unos 17 euros (en función del número de asistentes)
domingo, 27 de noviembre de 2011

postheadericon COLMENAS LAYENS...¿CON ALZAS Y ECOLÓGICAS?


Colmenas Layens, apicultura ecológica y apicultura con lógica


Durante algunos años hice apicultura con colmenas Dadant. Las circunstancias de la vida han hecho que ahora maneje cientos de colmenas Layens...y no me gustan. No digo que sean malas, no creo, y lo digo de verdad, que sean ni buenas ni malas, como casi todo en la vida, depende de cada caso y cada uno. La apicultura es profundamente LOCAL, es decir, lo que vale para esta zona geográfica no vale para otra, inclusive para un mismo apicultor lo que le sirve en un colmenar no le va bien en un asentamiento a 10 km de distancia. Además de LOCAL, es altamente PERSONAL: el manejo que cada un realiza siempre es el resultado de una compleja ecuación -diferente para cada apicultor- en la que intervienen como factores principales de la misma el número de colmenas, el tiempo disponible para dedicarles y la distancia a la que se ubican de la residencia del apicultor.

El principal problema que encontré cuando tuve que comenzar a manejar Layens horizontales fue la dificultad para utilizar la escasa variedad de acaricidas que tenemos para varroa, la dificultad para hacer con ella apicultura ecológica, problemas para hacer una apicultura coherente y equilibrada, especialmente en lo que a rendimientos en miel y control de la enjambrazón se refiere, y las dificultades para implementar un Código de Buenas Prácticas de Higiene a mi producción de miel. Como veis, no son pocos lo problemas que me plantean las colmenas Layens horizontales.

Así que como no podía cambiar mis colmenas Layens por otro modelo, me puse a trabajar para adaptar lo que tenía, muchas Layens que no me gustaban, al sistema de producción y trabajo que me sí me gustaba y me ofrecía muchas más posibilidades productivas y de manejo.

 ADAPTACIÓN DE COLMENAS LAYENS PARA HACER APICULTURA ECOLÓGICA
 
Tenía claro que quería hacer apicultura ecológica, y la colmena Layens, por su diseño de cabezales de cuadros cerrados, dificultaba notablemente el manejo orgánico o ecológico. Para los que no conozcáis esta colmena por no estar en España, deciros que viene a ser como un baúl  con la tapadera unida al cuerpo por bisagras, e incluye, normalmente, 12 cuadros profundos que una vez colocados en la colmena unos junto a otros no dejan espacio entre ellos (como ocurre en las Dadant o en la Langstroth), de manera que vienen a formar una especie de entretapa una vez todos dentro que impide ver los espacios entre panales, tal y como puede verse en estas fotos. Su volumen no es ampliable, es decir, en principio no puedes añadir alzas, debes apañártelas durante la campaña con el cajón de 12 cuadros.


( Pinchar sobre las imágenes para agrandar)

Este diseño de cabezales cerrados me impedía utilizar de forma cómoda y eficaz el timol y el ácido oxálico para el control de varroa, productos autorizados en apicultura ecológica. 

El timol podría utilizarse en tiras de cartón impregnado con vaselina + timol, pero prefiero por su comodidad y eficacia el timol por evaporación en gel (Apiguard) u otro soporte encima de los cuadros, algo imposible de usar sin no era quitando algún cuadro o haciendo alguna que otra "pirueta" poco práctica en las colmenas. 

Igual me ocurría para el ácido oxálico. La forma de aplicación que uso es el goteo del ácido en una solución azucarada en los espacios entre los cuadros. Para aplicarlo debía ir separando cuadro a cuadro hasta encontrar los que estaban cubiertos por abejas para aplicar la dosis correspondiente, algo impracticable en grandes colmenares y explotaciones de buen tamaño como era mi caso.

Así las cosas, modifiqué los cuadros de mis colmenas haciéndoles con una sierra de calar un "rebaje" a ambos lados del cabezal del cuadro a medida que iban pasando por el almacén en el proceso de renovación de la cera. El resultado final es como el de la foto de abajo, lo que ahora me permite utilizar timol y oxálico de manera rápida y eficaz. El timol sólo es cuestión de levantar la tapa y dejarlo caer encima de los cuadros (se tarda apenas 15 segundos) y el oxálico unos 30 segundos: levantar tapa, localizar rápido en un vistazo donde está la bola de abejas y aplicar la dosis entre cada espacio; muy rápido. 

El resultado de la modificación, aunque parcial y aún en proceso cuando se hizo la foto, lo puedes ver abajo. También puedes optar por comprar los cuadros ya rebajados, que los hay.


Esta modificación me permite:

inspeccionar mejor y más fácilmente la colmena a "golpe simple de vistazo", levantando un poco la tapa

dejar un espacio de miel de reserva intocable para ellas, ya que con frecuencia hacen panales en la tapa (aunque a veces me llevo a casa algunos para disfrutar de auténtica miel en panal)

-  aportar algo de espacio extra para frenar un poco el instinto de enjambrazón; 

mejorar la ventilación en primavera y verano, para la maduración de la miel, descongestión de la colmena (enjambrazón), bienestar de las abejas en los traslados, etc.

producir propóleos mediante mallas, algo que antes no podía sin hacer extrañas maniobras, como la de separar los cuadros para crear ese espacio pero destrozando el "espacio de abeja" y lo que ello conlleva.

- utilizar mis Layens con alza si lo deseo, pudiendo manejarlas como colmenas horizontales (por ejemplo para la producción de polen) o como colmenas de desarrollo vertical (para la producción de miel). Aprovecho las ventajas del sistema vertical cuando quiero sin cambiar a Dadant, por lo que puedo seguir vendiendo enjambres y colmenas modelo Layens, el más demandado.
 
Ahora puedo manejar este espacio entre cuadros y la ventilación a voluntad. A las abejas les gusta refugiarse "bajo techo", y en el proceso de adaptación de los cuadros, cuando inspeccionaba las colmenas en otoño e  invierno, me daba cuenta de que las abejas siempre formaban el bolo invernal bajo los cuadros no rebajados que aún tenía en las colmenas y que estaban juntos, evitando aquellos rebajados por los cuales se perdía el calor que generaban, así que haciendo caso al mensaje que mis abejas me mandaban estoy comenzando a colocar una ligera y fina entretapa para abrigar el enjambre para la invernada y evitar pérdidas de calor del bolo invernal. 

ADAPTACIÓN DE COLMENAS LAYENS AL SISTEMA DE DESARROLLO VERTICAL (ALZAS)

Mi colmena Layens con alza: 22 kilos de miel de primavera sólo del alza.

Al tener ahora los cuadros con cabezales rebajados y con espacio entre ellos, las abejas pueden subir a la parte de arriba, bajo la tapa, sin problemas, así que pensé...¿ por qué no añadir alzas a mis Layens cuando me conviniera ?. Esta primavera probé mis primeras Layens con alza.

Las colmenas de la foto de inicio del post son  Layens de 12 cuadros con alza de 12 medios cuadros, las probé este año en uno de mis colmenares, situadas entre las otras 80 colmenas con que cuenta el asentamiento. Su manejo ha sido orgánico y se añadieron las alzas con suficiente antelación para evitar la congestión y la enjambrazón en la colmena. La de la derecha (en la foto de inicio del post, también con alza) no dio nada de cosecha, ni subió al alza ni llegó a completar los doce cuadros de la cámara de abajo, pero no me sirve de referencia pues al inspeccionarla comprobé que tenía pollo escayolado. La de la izquierda, que es la de la foto de arriba, la coseché hace poco, y largó, 22 kg. de miel sólo del alza; revisé abajo y tenía otros 6 cuadros realmente gordos, pero ni los toqué. Por supuesto, ni enjambró ella ni yo le hice ningún núcleo. Haz tú mismo la cuenta de la cosecha posible. Piensa también en la invernada que tendrá esa colmena con las reservas que tiene y cómo arrancará el año que viene; todos los apicultores sabemos como arrancan las colmenas que dejamos sin castrar al año siguiente.

El colmenar se encuentra ubicado en una típica dehesa de Extremadura, sin floración de verano, sólo de primavera, no hay eucalipto ni girasol, cuando acaba la floración de la zarza y la retama se acaba toda floración capaz de dar una cosecha significativa. Sé que no es más que una colmena, que no es ningún experimento que aporte ningún dato significativo, pero da que pensar  y espero que así sea en vosotros. Siempre nos han contado esa "retahíla" de que las colmenas de alzas no sirven en nuestro clima, que las floraciones son muy rápidas y cortas...etc, etc...y cosas por el estilo; parece ser que España es el único lugar del mundo en el que no sirven...(??¿¿?¡¡¡)

No todo es de color rosa, claro: este modelo con alza es más caro, hay que poner y quitar alzas, conservarlas y guardarlas en invierno en un almacén apropiado y protegidas de la polilla, etc...vamos, nada que no se haga en el resto del mundo.

A continuación unas fotos del alza con la miel y los cuadros de 1/2 alza.
Cuadro Layens normal con lámina de cera (izqda) y cuadro de 1/2 alza con miel operculada (dcha)


Los 12 medios cuadros del alza estaban como el de la foto, totalmente operculados y bien engrosados, sobresaliendo de los marcos del cuadro.

El manejo habitual de las colmenas Layens horizontales, sin alza, va, en mi opinión, en contra de cualquier principio lógico de apicultura. Mientras que lo que uno desea es que su colonia crezca lo más posible para dar la mayor cantidad de miel que pueda con una población cuanto más grande mejor, en la apicultura Layens eso no es así, en primavera nos volvemos locos tratando de mantener el enjambre en los doce cuadros que tiene la colmena, frenando su desarrollo a base de enjambrarla las veces que haga falta, y si hay algo que reduce la producción de miel en una colonia es que salga un enjambre,  ya sea natural (más en este caso) o artificial; "un sin-sentido", un manejo que va en contra de los principales axiomas de la apicultura.

Sería más lógico destinar un colmenar exclusivamente a producir enjambres, por ejemplo, y otros a producir miel, aunque de ahí se obtengan a veces enjambres de manera inevitable, pero como un subproducto y no un objetivo del colmenar...pero hoy prima mantener el número de colmenas, no la producción; ya sabes.

Otro de los problemas grandes que me encuentro a la hora de manejar mi Layens horizontales es que me resulta muy difícil -mejor, imposible- diseñar un plan o código de buenas prácticas de higiene para la producción de miel, lo que sería una Guía de Buenas Prácticas. Esto es así por tratarse de un solo compartimento donde el espacio para la miel es el mismo que para la cría. Cualquier código de buenas prácticas se basa en esa separación...pero aquí es imposible, lo cual es una "cochinada", y más si utilizas acaricidas convencionales, entre otras cosas, aunque son muchas más para relatarlas aquí. Lo más que he podido hacer es renovar intensamente la cera a principios de primavera y colocar esos panales nuevos preferentemente en los extremos para la producción de miel, para que se haga sobre cera nueva y limpia; pero claro, eso es, como muy bien dice Michael Bush, como "delimitar una zona en una piscina donde se puede orinar y otra donde no", lo es también para el manejo de colmenas de alzas, pues las abejas mueven la miel dentro de la colmena, pero al menos algo es algo.¿Será por eso que no tenemos en España, a diferencia de otros sectores ganaderos, un Manual o Guía de Buenas Prácticas de Higiene "oficial"? Que alguien me ayude. Además, el manejo de Layens horizontales implica a menudo la extracción en el colmenar, aunque no siempre, depende de cada caso. Pero de momento la higiene de la producción no cuenta, aquí todo vale, incluso sacar la miel bajo una lona en el colmenar...y así seguirá la cosa hasta que alguien se atreva a ponerle el cascabel al gato. La extracción a partir de alzas es mucho más higiénica y cómoda.


COLMENAS LAYENS PARA...PRODUCIR HUEVOS!

Como ves, mis Layens horizontales me sacan de quicio. Repito, A MI. A veces pienso que lo mejor que podía hacer con ellas es dedicarlas a la producción de huevos...¡sí a producir huevos, y no miel! Comencé ya a realizar mis pruebas, y a mis gallinas les encantan, os dejo una foto de mi "gallinero de apicultor" con un "ponedero Layens", igual lo patento y esta colmena acaba siendo útil para algo...pero no me hagas mucho caso, estoy bromeando, seguro que a tu manejo, a tu apicultura, a tu tiempo, a las medidas de tu camión o a tu lo que sea esta colmena le va bien;  no te comas la cabeza ni sigas lo que nadie te diga...haz lo mejor para ti, LA APICULTURA ES LOCAL Y PERSONAL... pero no cierres tu mente a nada.
Gallinero de apicultor, "ponedero Layens"

¡ Un saludo a todos y hasta otro post !


miércoles, 23 de noviembre de 2011

postheadericon REUNIÓN EN MADRID SOBRE INVESTIGACIÓN EN APICULTURA


SEMINARIO: INVESTIGACION Y SANIDAD APICOLA 
Madrid, 3 de Diciembre de 2011


De nuevo recibo noticias sobre los preparativos de la inminente reunión en Madrid para tratar el tema de la investigación apícola y la situación sanitaria actual y sus retos en la apicultura española. Como sabeis la asistencia y participación está abierta a todo aquél que desee hacerlo. Si es así y eres uno de ellos, lee a continuación más información sobre el tema; reproduzco el correo recibido al respecto.



Estimados amigos.

Os escribo nuevamente para tratar de ir avanzando en el programa para la reunión propuesta el próximo día 3 de diciembre de 2011 en Madrid, dado que quedan muy pocos días y la organización es ciertamente difícil y urgente. Por lo que es necesaria la concreción de diferentes aspectos:

1.- Dada la proximidad de la fecha de la reunión y que el número de plazas no es alto, se nos hace  fundamental conocer qué personas están interesadas en participar o en asistir, con el fin de poder preparar un programa. Recordamos que la intención es que cada participante pueda disponer de aproximadamente 15 minutos para contar sus líneas de trabajo. Este tiempo se reajustará según el número de interesados. Por lo que rogamos nos envíen un correo electrónico antes del 28 de noviembre a esta dirección ba1flsej@uco.es para hacernos saber sobre su interés en participar exponiendo su línea(s) de trabajo  y añadiendo cuál es por si fuera necesario agrupar en bloques.

.- Para aquellos que participen exponiendo, sugerimos un posible modelo de presentación en el que se incluya:

Un apartado dedicado a la presentación de la(s) línea(s) de trabajo, incluyendo resultados más interesantes y perspectivas de continuidad.
Un apartado en el que se indiquen los principales problemas para seguir trabajando.
Un apartado de sugerencias para resolver esos problemas.
Un apartado en el que se indique posibilidades de colaborar con otros grupos.

2.- Igualmente, rogamos nos envíen también un correo a esta misma dirección ba1flsej@uco.es aquellas personas interesadas en asistir como oyentes, con el fin de disponer de una estimación que ayude en la organización.

3.- La reunión será en el hotel SILKEN PUERTA DE MADRID. Este hotel ofrece, además, la posibilidad de pernoctar a precios especiales. Es por ello que se adjunta una solicitud para quienes quieran aprovechar la oferta se pongan en contacto con la agencia de viajes a la mayor brevedad posible, pues el número de habitaciones es limitado y la fecha límite de reserva es corta.

4.- El pago del uso de la instalación lo avanzaremos los organizadores, y entre todos lo reembolsaremos el mismo día de la reunión, una vez que sepamos el número de asistentes y podamos hacer el prorrateo.

5.- Una vez más rogamos den la máxima difusión a este correo, pues no queremos que nadie interesado pueda quedarse fuera por falta de información.

Agradeciendo vuestra atención les saluda atentamente

José Manuel Flores

Prof. Dr. José Manuel Flores Serrano
Departamento de Zoología
Universidad de Córdoba
Campus de Rabanales
14071 Córdoba
Spain
E.mail ba1flsej@uco.es
Tel. and fax 34 957 21 86 98


ENLACES RELACIONADOS:

* SANIDAD APÍCOLA: POLÉMICA JORNADA EN EL MINISTERIO Y NUEVA CONVOCATORIA

* CONVOCATORIA: SEMINARIO SOBRE SANIDAD E INVESTIGACIÓN EN APICULTURA
viernes, 18 de noviembre de 2011

postheadericon CONVOCATORIA: SEMINARIO SOBRE SANIDAD E INVESTIGACIÓN EN APICULTURA

Seminario
"Situación Sanitaria y Retos Científicos de la Apicultura Española"

MADRID, 3 de Diciembre de 2011

Reproduzco a continuación el correo y la carta de invitación recibida de Jose M. Flores y Francisco Padilla, de la Universidad de Córdoba.

Estimados amigos.

Me dirijo a ustedes en nombre de la recién creada asociación AFCA (Asociación para el Fomento de los Congresos Apícolas) para informarles de la intención de celebrar en Madrid, el próximo 3 de diciembre, una jornada de exposición y discusión sobre los retos de la investigación en apicultura. Por lo que les ruego lean el documento adjunto donde podrán encontrar información sobre la misma.

Igualmente les ruego que den máxima difusión al tema, dado que nuestra lista de correos es aún muy limitada

Un cordial saludo.

J M Flores

Prof. Dr. José Manuel Flores Serrano
Departamento de Zoología
Universidad de Córdoba
Campus de Rabanales
14071 Córdoba
Spain

E.mail ba1flsej@uco.es
Tel. and fax 34 957 21 86 98
http://www.uco.es/apicultura



Estimados compañeros:

En un correo anterior comentaba la necesidad de celebrar un Seminario en el que cada uno de nosotros expusiese libremente su opinión sobre la "Situación Sanitaria y Retos Científicos de la Apicultura Española”. 

Hemos buscado un espacio apropiado para el día 3 de diciembre (sábado) con una capacidad para unas 40 ó 50 personas, y hemos encontrado un hotel que ofrece sus instalaciones con un coste de 315 € + IVA.En mi anterior escrito comenté que no contamos con ningún tipo de respaldo económico, por 10 tanto el coste del evento 10 tendríamos que sufragar entre todos los asistentes.

Obviamente sé que nadie pasa por su mejor momento económico y que asistir y participar en esta reunión supone un esfuerzo importante al que habría que sumar el coste del salón. Pero a pesar de todo pienso que es muy importante que nos reunamos a hablar sin ningún tipo de cortapisa ni cuestión tabú, ya que realmente hablar no hace daño a nadie que realmente quiera escuchar. Además si desglosamos esta cantidad el coste individual no es tan oneroso.

Los 315 € dividido entre 25 participantes generaría un coste individual de 15 euros. Además si somos un poco atrevidos podemos contratar también un "cofee-break", es decir, tomar un café por unos euros adicionales. Obviamente si nos juntásemos mas de 25 personas el coste individual se reduciría notablemente.
Además el hotel que hemos buscado ofrece alojamiento para los participantes con una tarifa reducida. Para que nadie piense que alguien se quiere aprovechar para generar un cierto negocio, la reserva de habitaciones se haría a través de Viajes Genii (www.viajesgenil.es -juanluis@viajesgenil.es ).
El formato del seminario sería el siguiente: intervenciones individuales de 10-15 minutos (dependiendo del numero de participantes), y una mesa redonda final con participación de todos los asistentes, sin exposiciones introductorias o valoraciones previas. Queremos dedicar el mayor tiempo posible a una cuestión muy simple, hablar y escuchar las opiniones de los demás.

 Queremos que el seminario este abierto a todos los estamentos del sector apícola, por 10 tanto vamos a invitar también a representantes de la Administración, Asociaciones y Sindicatos. Pero recordando claramente que todos los participantes tienen que colaborar de la misma forma, es decir, pagar su parte proporcional de los costes que acarrea la celebración del evento.

Nos vemos en Madrid.

Francisco Padilla Álvarez

lunes, 14 de noviembre de 2011

postheadericon VIDEO: BUDA, ABEJAS Y AVISPONES


"EL AVISPÓN GIGANTE DE JAPÓN"
( Buddha, Bees & The Giant Hornet Queen )

La avispa asiática (Vespa velutina nigrithorax) continúa su expansión por España, habiéndose detectado ya en la provincia de Burgos el pasado mes de Octubre (ACTUALIZACIÓN 17/11/2011: al parecer esta presencia en Burgos no se ha confirmado finalmente pues se trataba de Vespa cabro, un avispón común y presente en España de siempre. Si alguien tiene más información al respecto agradeceré sus comentarios.)Nuestras abejas no saben defenderse de ella, a diferencia de Apis cerana, la Abeja asiática, lo cual es normal, ya que llevan miles de años de convivencia, lo que ha permitido a esta prima de la nuestra desarrollar un sofisticado comportamiento de lucha frente a ella: permanecen todas a la espera, en el interior de la colmena, a que el avispón entre, una vez allí...¡todas a por él!...una masa de abejas cae sobre el intruso, que muere por el efecto hipertérmico que provoca la "bola" de abejas. Este aumento de temperatura afecta al avispón pero no a las abejas. Nuestras pobres abejas europeas, al igual que les ocurre con varroa, no saben defenderse ni han desrrollado este comportamiento de defensa, como es lógico, nunca han convivido con este avispón, así que el futuro para ellas en su presencia no es muy halagüeño.

Si quieres conocer mejor a los avispones asiáticos y su particular relación y convivencia con apicultores y abejas allí, te dejo este documental de unos 48 minutos de duración a continuación.

Es curioso, pero al "Buda" del vídeo le ocurre como a mi con los abejarucos, no es capaz de odiarlos...incluso se fascina con ellos. Cada criatura y ser vivo debe tener su hueco en la naturaleza...y en nuestro corazón... ¡No está mal eso de la apicultura budista ! Meditación... abejas... naturaleza... macrocosmos... microcosmos...TODO está relacionado porque todo es UNO.

Hasta la próxima y que lo disfrutes.


ENLACES RELACIONADOS:
http://apiculturabiologica.blogspot.com/search/label/avispa%20asi%C3%A1tica
sábado, 12 de noviembre de 2011

postheadericon SANIDAD APICOLA: POLEMICA JORNADA EN EL MINISTERIO Y NUEVA CONVOCATORIA


Tuve oportunidad de participar, el pasado 24 de octubre, en el Seminario de Formación que se celebró en Madrid, en el Salón de Actos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, bajo el título “SITUACIÓN SANITARIA Y RETOS CIENTÍFICOS DE LA APICULTURA ESPAÑOLA”. La jornada se desarrolló dentro del marco del proyecto de Sanidad Animal denominado “Análisis de riesgo, modelización sanitaria, y educación continuada para la Red de Alerta Sanitaria (RASVE) de la Subdirección General de Sanidad de la Producción Primaria”

Como ponentes participaron Francisco Puerta (Centro de Referencia Apícola de Andalucía; Universidad de Córdoba), Mariano Higes (Centro Apícola Regional de Castilla-La Mancha; Marchamalo) y J. M. Sánchez-Vizcaíno (Centro VISAVET; Universidad Complutense de Madrid). La temática para los tres ponentes fue la presentación de las líneas de investigación en apicultura que llevaban a cabo en sus respectivos centros. Posteriormente se desarrolló una mesa redonda bajo el título "Visión sanitaria de la apicultura del futuro"

El seminario estaba destinado a los Servicios Veterinarios Oficiales de Sanidad Animal, tanto del propio ministerio como de las distintas Comunidades Autónomas, y estuvo abierto y contó también con la participación de representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPAs), cooperativas apícolas, apicultores, etc.

NUEVA CONVOCATORIA DE JORNADA SOBRE SANIDAD APICOLA

El seminario estuvo  precedido por la polémica generada por la no presencia de otros grupos de investigación apícola en España en el evento.

En relación a este último hecho, os dejo la nota que recibí hace unos días para su difusión y que muchos de vosotros ya conocereis  o habreis recibido por otra vía y que está firmada por el  Prof. Dr. Francisco Padilla Álvarez

miércoles, 9 de noviembre de 2011

postheadericon VIDEO: LOS ABEJARUCOS DE FÉLIX


En ocasiones, cuando visito alguno de mis colmenares, me encuentro a los abejarucos planeando por sus proximidades, incluso sobre las colmenas, cazando abejas a diestro y siniestro. En vez de sacar la escopeta... el "tirachinas"... o de tratar de ahuyentarlos, suelo colgarme los prismáticos y me quedo como embobado observándolos. El culpable de este "aberrante" y poco común comportamiento en un apicultor es Félix. Me refiero a Félix Rodríguez de la Fuente, y le nombro de una forma tan familiar y cercana porque en realidad fue un miembro más de mi familia durante muchos años, a través del televisor, como de tantas otras familias de España y medio mundo. Me considero, como tantos otros, un "hijo" de Félix. Este médico reconvertido en naturalista supo transmitirme la ilusión, el entusiasmo y la pasión por la naturaleza hasta tal punto de que hoy soy incapaz, incluso siendo apicultor, de odiar al abejaruco. Gracias a Félix soy ahora en parte como soy;  gracias a él ahora escribo sobre abejas y me embeleso con todos sus quehaceres; gracias a él decidí  estudiar medicina animal en un romántico deseo de dedicar mi vida a curar y salvar animales en peligro de extinción; y gracias a él me maravillo observando la más simple de las criaturas. En definitiva, Félix me educó en gran parte. Este entusiasta naturalista, divulgador y educador dejó en mi una huella imborrable, como en otros,  la huella de Félix, y este es mi pequeño homenaje, mi  insignificante recordatorio hacia su persona y mi acto de gratitud por todo lo que enseñó e infundió.


Fuente de los vídeos: RTVE

MAS VIDEOS: RTVE
ENLACE RELACIONADO EN ESTE BLOG: Nosema y los abejarucos
domingo, 6 de noviembre de 2011

postheadericon NOSEMA Y LOS ABEJARUCOS

 P. David Quesada

Con la colaboración de Alfredo Jesús Escribano (*)
(*) Licenciado en Veterinaria; PhD student en la Facultad de Veterinaria de Cáceres 
(Universidad de Extremadura)


Si te digo que la chica de arriba, que tan cariñosamente sostiene a ese abejaruco, es apicultora, no lo creerás. Pero así es, al menos eso dice el pie de foto de la web de donde la tomé

Y es que a los apicultores generalmente no les gustan nada los abejarucos. A mi, sin embargo, al igual que a la chica de la foto, me encantan, no lo puedo evitar, y si eres apicultor espero sepas perdonarme.Me deslumbran sus planeos y su vuelos tras las abejas, su colorido, y sobre todo su canto cuando lo escuchas de cerca. También me maravilla su descaro cuando casi te golpean la cabeza mientras abres tus colmenas; escuchas entonces, en la soledad del monte, como cortan el aire a su paso junto a ti.

El abejaruco europeo o común (Merops apiaster), es denominado en inglés "bee-eater", comedor de abejas; si estás leyendo esto y eres ajeno al mundo de la apicultura comprenderás ahora por qué a los apicultores no sólo no les gustan, sino que gastan todo tipo de artimañas para ahuyentarlos de sus colmenares, llegando incluso a veces a tratar de controlarlos mediante su caza, lo que ha derivado en algún que otro contencioso legal que ha supuesto una importante sanción económica para el apicultor, pues el abejaruco es una especie protejida por la legislación medioambiental en España.


Se han realizado en España diferentes estudios sobre su incidencia en los colmenares y en la producción apícola. No es el tema de este post, pero te los dejo a continuación por si te interesa conocer el tema: incidencia en Extremadura (Universidad de Extremadura, 2007); incidencia en Andalucía ( Orantes Bermejo et. col.; 2004) e incidencia en la provincia de Huesca ( Laplaza et.col.; 1997).

Pero, ¿qué tienen que ver los abejarucos con esta enfermedad de las abejas denominada Nosemosis ?

Sabemos que los abejarucos se alimentan en buena medida de abejas y que son aves  migratorias: pasan el invierno en África y vienen a España y Europa a reproducirse en primavera y verano, volviendo al continente africano por el mes de Septiembre.

Pues bien, los investigadores del Centro Apícola Reginonal de Marchamalo han estudiado el papel de los abejarucos en distintos aspectos epidemilógicos de la Nosemosis tipo C causada por  Nosema ceranae habiendo comprobado que las egagrópilas que expulsan estas aves tras alimentarse pueden convertirse en fuente de infección para otras abejas, actuando como fómites de esporas viables e infectantes de este microsporidio (Higes et. col.; 2008). También han comprobado que estas aves, con sus movimientos migratorios y desplazamientos, podrían jugar un papel importante en las dispersión de la enfermedad por todo el mundo (Valera et.col.; 2011)

EGAGRÓPILAS DE ABEJARUCOS Y ESPORAS DE NOSEMA CERANAE

Nosema ceranae es causante de la Nosemosis tipo C de las abejas, una de las señaladas como posible causa del Síndrome de Despoblamiento o CCD, y hay que recordar que el hospedador natural de este agente patógeno de las abejas es Apis cerana, la abeja de Asia. ¿Cómo ha llegado este patógeno a nuestra abeja (Apis mellifera) y se ha dispersado por todo el mundo? Se ha propuesto que a través de los intercambios comerciales de abejas infectadas, material apícola contaminado con esporas, comercio internacional de jalea real o a través del polen corbicular; sin embargo, los investigadores del Centro Apícola Regional de Marchamalo nos proponen, sin excluir estas vías, al abejaruco como un elemento clave en la dispersión mundial de la enfermedad.

En relación a las enfermedades de las abejas, y para poder realizar investigación aplicada y aportar soluciones y propuestas prácticas, reales y viables a los apicultores, los científicos deben llevar a cabo en primer lugar lo que se conoce como investigación básica, que permita el conocimiento profundo y teórico del proceso patológico. En esta línea se enmarcan estos trabajos realizados por los investigadores del Centro Apícola Regional de Marchamalo en cuanto a la relación entre los abejarucos y la nosemosis de las abejas. Con ello tratan de conocer e identificar los factores de transmisión de la enfermedad que permitan comprender su epidemiología, aún muy desconocida en lo que a Nosema ceranae se refiere, para tratar de explicar su amplia distribución y dispersión actual. La investigación básica no siempre es bien comprendida por aquellos que exigen respuestas rápidas a los investigadores, como suelen ser los apicultores, organizaciones profesionales (OPAs), representantes de cooperativas... y los gestores económicos de las partidas presupuestarias que en España se dedican a investigación apícola, pero es fundamental que se realicen para poder aportar soluciones prácticas a los problemas de sanidad apícola que se planteen.

El abejaruco habita normalmente el norte de África, sur de Europa y oeste de Asia, pero últimamente se le ha visto por Europa Central  y Gran Bretaña.

Los fómites son objetos inanimados capaces de albergar agentes patógenos y colaborar en su dispersión. Este es el caso de las egagrópilas de los abejarucos, que han sido estudiadas por este equipo de investigadores, encontrando que las esporas de Nosema ceranae halladas en estas egagrópilas permanecen viables, con poder infectante, incluso 18 días tras su recolección, lo cual comprobando infectando experimentalmente y de manera exitosa abejas de 8 días de edad.

¿Qué son las egagrópilas? (foto de arriba)en España su dieta se basa fundamentalmente en abejas en un 69.4-82 % (Martínez, 1984). Tras alimentarse, hay algunas partes de estas abejas que no pueden digerir, correspondientes a los elementos quitinosos y duros que conforman el exoesqueleto, porciones que son expulsadas al exterior en forma de una especie de bola u amasijo de ellas, de color negruzco y de un tamaño aproximado de 18-25 x 8-15 mm. Algo similar realizan algunas rapaces. Como los abejarucos son muy “descarados”, les gusta a veces dejarlas sobre las tapas de las colmenas- ¡un regalito para el apicultor!- yo las encuentro a menudo en las mías, parecen excrementos de pequeños mamíferos, pero si las observas detenidamente podrás observar distintas partes de las abejas, como las patas. En la foto de abajo puedes observar un abejaruco expulsando una.

Estas egagrópilas son expulsadas cerca de los nidos, en las zonas de alimentación o incluso en vuelo. Los abejarucos, en sus rutas migratorias, utilizan los colmenares de las zonas por donde van pasando como lugares de parada y alimentación, lo que justificaría la posibilidad de dispersión de la enfermedad por esta vía.

 He observado curiosos comportamientos de las abejas en mis colmenas tratando de retirar estas egagrópilas de las tapas, incluso algunas abejas las atacaban de forma clara.

A continuación puedes ver un vídeo de un abejaruco (una especie distinta a la que tenemos en España) expulsando una de ellas.


En todas las muestras de egagrópilas analizadas por este grupo de trabajo se detectó Nosema ceranae, no así en las muestras de heces de abejarucos que también se comprobaron, por lo que el proceso digestivo del ave podría dañar las esporas, aunque también podría deberse al escaso número de muestras analizadas. La abejas inoculadas experimentalmente con las esporas aisladas de las egagrópilas murieron a los 21 días, sin signos de diarrea. Se estudió también la evolución en el tiempo de la carga parasitarias y viabilidad de las esporas en las egagrópilas, comprobando que con el tiempo la carga de esporas disminuye pero se mantiene la viabilidad de las que permanecen.

DISPERSIÓN A GRAN ESCALA DE NOSEMA CERANAE POR LOS ABEJARUCOS

Tras este primer trabajo en 2008 sobre la presencia y viabilidad de las esporas de Nosema ceranae en las agagrópilas, el equipo de Marchamalo estudió en 2011 y en mayor profundidad la posibilidad de dispersión de la enfermedad a gran escala por parte de estas aves.

Esporas de Nosema apis y Nosema ceranae vistas al microscopio
Foto: W. F. Huang

En este trabajo, los investigadores encontraron gran cantidad de esporas viables de Nosema cernae en egagrópilas de España, Europa Central y Asia Central, pero tan sólo en una localización de España encontraron Nosema apis, y también en Nosema bombi. Parece ser que se está produciendo un desplazamiento en la ocurrencia y aparición de Nosema apis a favor de Nosema ceranae, lo que lleva a los autores a referirse a la enfermedad producida por este último como Nosemosis tipo C, una enfermedad emergente. También encontraron esporas no viables en los nidos de las aves, y los autores concluyen, entre otras cosas, que los abejarucos, al ingerir gran cantidad de abejas infectadas, estarían contribuyendo a disminuir la fracción de abejas infectadas en las colonias. No obstante, señalan que esto debe ser investigado en mayor profundidad, pues se desconoce como afecta, entre otras cosas, la infección por Nosema ceranae a la capacidad de vuelo y si se produce realmente una predación selectiva hacia abejas infectadas

Esta propuesta de dispersión de la enfermedad por los abejarucos no tiene nada de extraña, de hecho esta vía de difusión de enfermedades ha sido demostrada en casos como el de la Gripe Aviar o la Enfermedad del Oeste del Nilo, donde otras aves juegan un papel importante.
Mapa: en amarillo, zonas de cría del abejaruco; en azul, zonas de invernada

Durante los períodos de cría los abejarucos se alimentan en un radio de 5 km alrededor de sus colonias, por lo que la dispersión de la enfermedad se produciría en sus viajes migratorios de primavera y otoño. La alta velocidad en sus viajes hace recorrer a estas aves hasta 500 km en un día. Este hecho, unido a una alta viabilidad de las esporas en las egagrópilas de hasta 18 días además de una gran resistencia a las altas temperaturas y la desecación (no a la congelación), explicarían la amplia y efectiva dispersión de la enfermedad. Nosema ha sido detectado en la isla de Ouessant, en Francia, libre de varroa debido a un fuerte aislamiento y control de entradas desde 1976, por lo que la vía de los abejarucos parece ser una posibilidad.

Esta posibilidad de dispersión existe también por otras aves en el caso del continente americano, donde no existen abejarucos, pero existen otras aves que se alimentan de abejas y podrían jugar un papel similar.

La información necesaria para la elaboración de este artículo ha sido extraída en su mayor parte de los dos artículos referenciados abajo, fruto del trabajo investigador de los autores de los mismos.

REFERENCIAS:



viernes, 4 de noviembre de 2011

postheadericon TÍO RUFINO, EL COLMENERO

Relato a cargo de Jesús Crespo, que es, entre otras muchas cosas, veterinario especializado en apicultura, hijo de apicultor y "jurdano" de nacimiento, por lo que lleva la apicultura y la comarca extremeña de Las Hurdes corriendo por las venas. 
El presente escrito recibió una mención especial en un concurso de narrativa apícola organizado por la revista Vida Apícola.

 VERSIÓN pdf PARA IMPRIMIR Y DESCARGAR 

Cuando ese frío amanecer de principios de febrero los primeros rayos de sol alumbraban la torre de la iglesia, la solitaria campana ya dejaba, flotando en el aire, el afligido eco de secos golpes espaciados entre sí unos segundos. Toque a muerto. 

Asomada al cuarterón de su puerta la Tía Paulina vio salir de la casa de sus vecinos a D. Luis, el Sr. Cura, y le observó mientras se alejaba calle abajo, con paso cansino, dando pataditas a una piedra. Inmediatamente, casi tan rápido como el nudo que se le formó en la garganta, comprendió por quién lloraba la campana esa mañana. La Tía Paulina, además de vecino, consideraba al Tío Rufino como un miembro más de su familia.

Hace décadas, un agobiante día de agosto, posiblemente el día más caluroso de aquel año, el hijo pequeño de la Tía Paulina, Sebastián, llegaba corriendo a casa, con la cara desencajada y gritando a todo pulmón: ¡Fuego!, ¡Fuego!, ¡Fuego!. Desde la puerta señalaba la columna de negro humo que se veía subir desde Las Eras. Cuando llegaron la última carga de cereal acababa de arder. Lo que ese día Sebastián lloró en los brazos de Tío Rufino habría sido suficiente para apagar aquel fuego. Hoy se encontraba en silencio, con los brazos cruzados sobre el pecho, sentado en una vieja silla de bayuco. Sus ojos tristes miraban, sin ver, el ataúd que se encontraba colocado en el centro de la pequeña y oscura habitación. Rezaba por el alma del Tío Rufino El Colmenero. ¿Qué habría sido de él y de su madre, viuda desde que él tenía dos años si no les hubiese ayudado?. Después del incendio le había propuesto a él llevar a medias sus colmenas, y eso les salvó del hambre:

- “A medias, Sebas. Te dejo la mitad de los corchos. Tú los cuidas, los enjambras, los castras, los mudas de sitio si es menester. Al final del año que viene echamos cuentas”.

El día de San Silvestre del año siguiente cuando Sebastián, que ya lo apodaban “El Abejero”, fue a saldar la deuda, Tío Rufino sólo le pidió que le devolviese la mitad del número de corchos que le había dejado y que hiciera a la Santísima Virgen de la Peña una ofrenda de cera, la que él considerase adecuada. Y vaya si lo hizo. Sebastián no sólo tenía que dar gracias a la Virgen, porque también se había encomendado a Dios Todopoderoso y había pedido la intercesión de Todos Los Santos y parece que después de las penurias que le habían hecho pasar, éstos le habían ayudado. Tío Rufino le dijo que ese había sido la mejor añada para las colmenas que el había conocido en toda su vida.

Sebastián el apodo de Abejero se lo había ganado a pulso, gracias a las enseñanzas del Tío Rufino. El arte de “cazar colmenas” le había dicho.

- Ni pisca de prisa, muy despacio, que el tiempo lo dan dao. Todo oídos y mirando pa´ toos laos. Lo mejor son las fuentes y las regateras. Te paras y miras el ir y venir de abejas que se acercan a beber. Fíjate por donde se van. Hacia allí te encaminas y atento al zumbido que seguro que has de encontrar la colmena.

Sebastián encontraba en el Tío Rufino el padre que casi no conoció. Recordaba con especial cariño lo que le sucedió en La Regajera, el paredón donde su familia tenía sembrado unos pocos nabos y algunas berzas. Era una serena mañana de mayo, tendría entonces diez años, ese día se encontraba allí, sin nadie que le ayudase, limpiando de malas hierbas el pequeño huerto, cuando de repente sintió como algo punzante se clavaba en su tobillo e inmediatamente notó como un insoportable dolor ascendía por su pierna no pudiendo evitar caer al suelo. En ese momento, con sus mejillas tocando la tierra que ya comenzaba a mojarse con sus lágrimas, acurrucado y temblando, vio como un alacrán se escondía entre las piedras del muro. El Tío Rufino acudió a sus gritos, le tranquilizó, le habló con dulzura y en brazos le llevó bajo la sombra del cerezo grande, el que crecía en el extremo opuesto del huerto. A Sebastián no le disminuyó el dolor hasta que unos minutos después, que a él le parecieron siglos, el Tío Rufino volvió para aplicarle mediante una friega una pasta hecha con barro y cebolla chilrre que buscó y encontró junto al río. Desde aquel día había aprovechado las tardes de invierno que se sentaban a la solana, en el poyo situado entre las dos casas, para que el Tío Rufino le enseñase todo lo que sabía de abejas y de yerbas.

Así, mientras el maestro preparaba los corchos, colocándoles los témpanos, ajustándoles las tranquillas o sacaba punta a los viros hechos de jara, iba Sebastián aprendiendo que el enjambre lo compone la maesa o maestra, que es la que pone la “calesa”, que son los huevos de los que salen las abejas obreras, que hacen el panal y traen la miel. Que los zánganos no tienen “jerrón” y que son los que fecundan a la maestra y que después las obreras los matan, porque lo único que hacen es comerse la miel. Que cuando enjambran varias veces salen “garapitos” que no valen para nada, sobre todo si son tardíos. Se iba formando el Abejero con la sabiduría del Colmenero. Aprendió que la buena miel era la de los “berezos”, la retama, los tomillos, la madroña, los pimpájaros o la argamula. También aprendió que si caían tormentas en agosto se melaban las bellotas y se podía dar un corte en el otoño. Lo que no entendía es cómo no sacaban miel de las jaras. Tío Rufino le enseñó que de la jara sólo sacaban polen, que lo llevaban en las patas para alimentar el pollo, y que lo guardaban en los panales: “el tarro” lo llamaba.

El Colmenero era un conocedor de los secretos de las plantas y le gustaba enseñar. Un machacado de abiloria se usaba para pescar bogas en los remansos del río; con el agua de cocer la corteza del acebo se podían curar los cólicos de las bestias; una infusión de torvisco podía librar de lombrices a sus cabras. El ricino como laxante, la belladona en colirios para los ojos, el boj para la fiebre, el pepinillo del diablo para hacer vomitar. La mejor pomada para las quemaduras cera con aceite de oliva y para las heridas infectadas era mano de santo un ungüento hecho de cera, aceite, azufre y miel.... En fin, tenía una botica a su alrededor.

Se podría decir que todos los vecinos de la alquería, apenados, quejumbrosos, tristes, cabizbajos, pasaron ese día por casa del Colmenero. En la alquería la pérdida de un hombre así constituía un duro golpe para la sencilla vida de estas gentes. Para muchos había sido lo más parecido a un maestro que habían tenido, o a un médico, o un veterinario, un juez y a veces incluso a un cura. A todos les había enseñado algo, curado algo, a ellos mismos o a sus animales y más de una vez había impartido justicia en las peleas de los mozos, incluso había escuchado las confesiones que tras unos vasos de vino o de hidromiel le hacían sus paisanos y siempre había sabido darles un sabio consejo, a veces era suficiente algún refrán. “De las abejas la miel, y de la boca del sabio el saber”.

Goyo, el quinto hijo de Tío Rufino, con lágrimas en los ojos, colocó cuidadosamente junto a las manos cruzadas del difunto el sombrero negro de éste. Era asombroso el parecido físico del padre y el hijo. Goyo había nacido tres meses después de comenzar la guerra, cuando ya pasaban casi dos años de la muerte de su hermano. “Una mañana amaneció con unas calenturas que lo consumieron en dos días”, le había contado su madre. Otros tres hermanos suyos habían muerto antes, dos durante el parto y el tercero de sarampión. Miró a sus hermanos vivos, mostraban un rostro sereno pero tan triste como el suyo, después contempló el rostro de su madre y en ese preciso instante evidenció lo que habrían sufrido sus padres por todos ellos. Recordó las noches junto a la lumbre, cuando les contaban historias de fantasmas y jáncanas y se sintió feliz. Feliz de haber tenido la suerte de haber nacido en una familia así. Feliz de tener el oficio que tenía su padre. Feliz de haber heredado su mote, porque lo llevaba en la sangre. Le parecía curioso cómo en un día tan triste le venían a la mente recuerdos y anécdotas que habían sido alegres. Recordaba de sus padres la alegría que mostraron en la boda de su hermana pequeña y lo contentos que estaban cuando bautizaron a su primer nieto. Y de lo ancho que se ponía cuando le decían: “Sale al abuelo”. Goyo el Colmenero recordó ese día. Tío Rufino se había presentado ese día ante el cura con una vasija: “agua de mis abejas” le dijo. Agua del Manaero de la Roáguila, la fuente que estaba al lado del “siento” de la Portilla-pino. “Agua Santa”, le contestó el párroco, que antes de bautizar al niño vio por la ventana que un enjambre estaba posado en el olivo que se quedaba a la derecha del altar mayor. “Rufino, no hacía falta que te las trajeses”, dijo sonriendo en el sermón.

Más tarde cuando camino del cementerio, el féretro al hombro, mirando al monte, recordó las palabras que como un profeta le había dicho su padre cuando vio las Layens por primera vez:

- “Un día estas sierras estarán llenas de colmenas. Valen para ello. Acuérdate de lo que te digo, hijo.”

Fue entonces cuando Goyo se dio cuenta: “Ahora sí que Las Hurdes ya no volverían a ser lo que eran”. Había muerto un sabio del pasado, un hombre sereno. Había muerto Tío Rufino El Colmenero. Descanse en Paz.

          Fdo.: Jesús Crespo



Mi foto
P.David Quesada
Extremadura, Spain
Me licencié en Veterinaria,especialidad de Zootecnia y Producción Animal, aunque siempre me interesé por animales y seres más propios de un biólogo. Me embeleso, casi medito, observando el ir y venir de las abejas por la piquera y escuchando el zumbido del colmenar.
Ver todo mi perfil

Buscar este blog

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

FACEBOOK

Archivo del Blog

Entrada destacada

MIEL ECOLÓGICA, MITOS Y VERDADES

Te regalo un artículo... Descargar pdf La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) me invitó a escribir en el último núm...

Entradas más populares

TEMAS